Los 5 fenómenos sociales que transformarán la arquitectura para siempre

Los arquitectos y diseñadores se dan a la tarea de investigar las habilidades y limitaciones de sus clientes para poder plasmarlas en sus trabajos. Cubrir estas exigencias asegura que el producto final sea satisfactorio para quien lo recibe.

En los últimos años, la sociedad ha sufrido cambios impresionantes; en algunos ámbitos y gracias al avance tecnológico, todo se ha vuelto cada vez más sencillo. Sin embargo, otras cuestiones se han visto afectadas por el mismo progreso, ya que no todos se han acostumbrado a depender de sobremanera de las herramientas digitales.

Bajo esta preocupación y con la intención de evitar problemas en el futuro se han discutido la relación entre arquitectura y tecnología. Este grupo de expertos encontró una solución para enfrentar las inquietudes que el día de mañana podrían interferir en el futuro de la arquitectura, y eso podría significar construcción de estructuras metálicas en menor tiempo, menos costos, más calidad de vida.

  1. El “Internet de las cosas” llevará al “Internet de los espacios”

El concepto “Internet de las cosas” se refiere a la interconexión de productos por medio de una red. Próximamente los teléfonos celulares, relojes e incluso juguetes, ya no serán los únicos objetos que contarán con este tipo de enlaces. En el futuro la tecnología también se implementará en los edificios para hacer más llevadera la estadía dentro de ellos.

  1. Se eliminará el estigma del envejecimiento

Esta noticias es realmente positiva, pues tradicionalmente los hogares son diseñados para que los habiten personas jóvenes, pero ¿qué pasa cuando éstas envejecen? A medida que envejecemos nuestras necesidades también incrementan, pero las viviendas no se readaptan a ellas. Por lo tanto, los arquitectos planean diseñar herramientas que se acondicionen al paso del tiempo para que la senectud deje de ser un estigma o bien, un impedimento.

 

  1. Las oficinas se parecerán más a centros recreativos

Debido a que pasamos mucho tiempo trabajando, las oficinas deben de abandonar esa estética cuadrada y seca a la que nos han acostumbrado. La experiencia en nuestro lugar de trabajo debe de ofrecernos una atmósfera única, con la cual nos sintamos totalmente a gusto realizando nuestras actividades.

  1. Mayor empatía con el diseño

Poseer un producto que necesitamos no debe de estar peleado con tener un producto que nos guste. Lo útil no debe ser tosco, por lo que los nuevos productos arquitectónicos se enfocarán tanto en el diseño y como en la practicada y funcionalidad para que su uso no altere nuestra empatía.

  1. Herramientas de diseño 4D y más

Estamos acostumbrados al diseño en dos dimensiones, pero hoy los artistas digitales exigen recursos que les permitan ir más allá de los pixeles. Así que la arquitectura del futuro planea abrirle las puertas a una tecnología de diseño que facilitará su creación y su uso.

De lograrse en los próximos años, estos cambios nos permitirán tener una vida más llevadera que no se contraponga a los avances tecnológicos. El mundo está avanzando a pasos agigantados y nada, mucho menos la arquitectura, puede quedar  atrapada en el pasado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Somos todo y nada

Soy una persona egoísta y no quiero que acabe esto con excusas de querer ayudarte, yo sé bien que puedes hacerlo sola. No tenemos nada más que hablar y eso me entristece. ¿Y después qué sigue? Ya no hay nada que nos una, no nos vemos, no hablamos de nada, las excusas se van acabando poco a poco y ya no quedará nada, lo que construimos se acabó, esa construcción de estructuras metálicas en nuestra relación no pudieron soportar.

Parece todo tan lejano desde este punto. Es tonto pensar en un “nosotros” después de todo lo que ha pasado. Espero te vaya muy bien en todo lo que te propongas. Prometí muchas cosas y me duele no poder cumplirlas, pero sé que di todo de mí para que se lograran. No sé para que querías hablar conmigo, nunca lo sabré; no es un consuelo, pero es así.

Mucha suerte en tu vida, espero que te vaya bonito. Descubrí tanto en este tiempo que estuvimos separados: que las personas que quieres, por más lejos que estén fisicamente, siempre están contigo; que un mensaje te puede alegrar el día; que cuando quieres a alguien no hay mayor felicidad; y que cuando encuentras a esa persona hay que aprovechar lo más posible; que la idea de un futuro juntos sólo llega cuando los dos la comparten.

También aprendí que eres una mujer admirable; que tiene fallas, claro, pero que son más tus virtudes. No eres perfecta, nadie lo es; pero te acercas mucho. Aprendí que en una relación no todos son buenos ratos, y para continuar tienes que aceptar lo bueno con lo malo. Cuando quieres a alguien con tal magnitud es muy sencillo. Lo que cuesta es admitir los errores, pero una vez que lo haces puedes continuar.

Gracias a ti sé todo eso. Muchas gracias por el tiempo que compartimos, gracias por el apoyo, e incluso gracias por las peleas en las que me hiciste ver que no siempre tengo la razón. Gracias por todos los momentos, por todos esos besos, por esos abrazos y por esas pláticas en la madrugada; por escucharme, por dejarme conocerte, gracias. Nunca te olvidaré, te amo, y tal vez no dejaré de hacerlo.

 

 

 

 

 

 

¿Puede la clase empresarial crear una nueva edad de oro?

En los albores de la era del jet, los viajes de negocios eran la prerrogativa de los ejecutivos de alto vuelo, pero ¿qué tan glamorosa era? Y en cuanto a las aerolíneas ¿están volando al futuro con estilo retro?

La gente se sienta en amplios sillones en los salones, riendo, charlando e invariablemente fumando.

Las azafatas con guantes blancos y con cinturones llevan uniformes de diseñador a menudo más reveladores que profesionales.

De hecho, estas azafatas pueden tener el mandato de ser a la vez simple y delgada. Mientras tanto, los hombres de negocios, coinciden con la decoración interior de moda en su Don Draper Mad Men.

Si llegabas a volabar por Air France, por ejemplo, posiblemente habrías comido bien, tal como un “foie gras con trufa, trucha con estragón, filete de lenguado, asado y bombe glacée feuille d’automne”.

Los viajes en los 50’s y 60’s

Bienvenido a los viajes de las aerolíneas comerciales de los años 50ś  y la era del jet de los años 60’s.

 

Fue una supuesta edad de oro, al gran estilo de la película de Leonardo DiCaprio en “Catch Me If You Can” o la mini-serie 2012 Pan Am. Fue una experiencia tan rara que a los viajeros se les entregó una postal a bordo para que pudieran escribir a casa sobre “lo increíble que fue todo”.

Y el oro debe haber perecido. Los viajes aéreos por negocios o por placer eran entonces glamorosos y exóticos, según subrayaban los carteles de contratación de personal.

Anuncios como el lanzado por United Airlines en 1967 que decía que “¡El matrimonio está bien! Pero no deberías ver el mundo primero?”

Ah! y todo esto funcionaba sin ordenadores ni Internet ni teléfonos celulares o la tecnología de comunicaciones de hoy en día, por lo que la cantidad de trabajo que un ejecutivo podía hacer a bordo era limitada.

Volar por negocios en la edad de oro fue definitivamente una búsqueda de élite sólo disponible para lo que hoy llamamos C-suite

Pero nada dura para siempre y mucho menos esta época dorada.

Desde finales de la década de los 70’s, cuando el lanzamiento del Boeing 747 “jumbo jet” abrió los viajes de negocios internacionales a las masas, en donde muchos de los primeros aviones todavía tenían piano bares, bandejas de comida, poco a poco se convirtieron en aviones estándar.

Luego, en 1978, la desregulación de la industria aérea en los Estados Unidos provocó una guerra de precios.

Los precios más bajos posiblemente significaban estándares más bajos. Y si tantos pasajeros de negocios no van a ser bien tratados, ¿por qué deberían preocuparse por cómo se comportan o se visten?

Para nuestra época, los vuelos aéreos dejaron de ser un privilegio y, en la sociedad moderna, es más una necesidad.

Mucha de las personas que viajan lo hace por negocios y esto ha abierto más puertas y oportunidades.

Por un lado, llegaron las líneas de bajo costo que son ideales para un gran sector que suele viajar por placer.

Mientras que existen otras aerolíneas que se están especializando en contar con aviones con cabinas de primera clase. Un ejemplo de ello lo vemos en una aerolínea alemana en donde sus cabinas cuentan con nuevos interiores, así como un sistema pionero de humidificación e iluminación de aire para ayudar a combatir el desfase horario para que los pasajeros de negocios puedan llegar refrescados y listos para trabajar.

Otras puertas que se han abierto es el tener la facilidad de la renta de aviones privados. Esta opción facilita mucho a los hombres de negocios que requieren de una movilidad más autónoma y están dispuestos a pagar por ello.

Esta opción les permite trabajar y descansar al mismo tiempo, totalmente a su gusto y necesidades.

En fin, podemos decir que la época dorada se ha transferido a casi un siglo después, pero… eso esta por verse porque cada época da lo mejor de sí.

Tres lugares silenciosos en la Ciudad de México

El fin de semana pasado, después de salir de un local de venta de canceles de aluminio, decidí caminar por las calles de aledañas a División del Norte y Miguel Ángel de Quevedo con la intención de conocer algún lugar distinto, diferente y mágico.

Primero fui a Coyoacán, donde sus calles siempre me han llamado la atención por sus callejones empedrados y casas con arquitectura antigua que esconde detrás algún increíble secreto.

Mientras caminaba por la calle de Francisco Sosa, me topé con un edificio rojizo conocido como la fonoteca. Ya había escuchado sobre ella pero jamás había entrado, ni siquiera sabía dónde se encontraba, por lo que, al verlo el edificio decidí entrar a dar un vistazo. Como yo iba en búsqueda de algún lugar mágico y tranquilo, la fonoteca me brindó eso que buscaba gracias a que al fondo del mismo se encuentra el jardín sonoro: un espacio verde con árboles, flores y césped recién cortado donde puedes disfrutar del sonido de la naturaleza acompañado de piezas clásicas e instrumentales provenientes del acervo de la fonoteca.

 

Encontrarte rodeado de naturaleza y sonidos de árboles, ardillas correteando y gatos paseándose libremente junto con piezas musicales extraordinarias de fondo, hicieron de ese encuentra una visita muy especial.

Al salir del edificio, seguí caminando por Miguel Ángel y cuando llegué al Walmart que se encuentra en la esquina de Universidad, encontré otra calle empedrada. Decidí entrar y explorar lo que me ofreció ese descubrimiento fue una casa antigua, grande y con fachada de gente rica, pero rodeados de parques llenos de vegetación, puentes y mucho silencio. Puedes caminar entre el verde de sus caminos y disfrutar de tu alrededor mientras ningún sonido citadino te saca de tu ensoñación.

Al terminar de recorrer ese especial escondido detrás de tiendas, edificios, tráfico y un paradero de camiones, llegué a San Ángel. Otro espacio lleno de calles empedradas, un centro con cafés y restaurantes y edificios y casas antiguas. Decidí tomar un café mientras leía un libro y disfrutaba del atardecer, pero seguía sin encontrar ese lugar mágico como los otros dos. Caminé por una calle hasta que llegué a un callejón empedrado que de inmediato llamó mi atención. Decidí seguirlo para encontrarme con el místico lugar no antes visto. Dentro había casas antiguas preciosas. Una de sus calles cerradas estaba adornada con una puerta enorme de piedra como si fuera una ermita. Las puertas de las casas eran de madera vieja lo que hacía que te perdieran en un mundo extraño y fantástico. Al centro de este lugar de ensueño había un pequeño y silencioso jardín con bancas de piedra. Me senté a escribir y a disfrutar del aroma de los árboles y del silencio del lugar.

Parecía que había entrado a un espacio sacado de un libro de fantasía y cuando comenzó a llover la magia del entorno se atenuó bastante ya que la Piedra mojada junto con ese olor a lluvia y el rocío de los árboles creaban una atmósfera mística que nunca creerías que en la Ciudad de México podrías encontrar.

Vintage y steampunk

El otro día unos amigos me invitaron a una cafetería especial, ya que era temática al estilo steampunk. Jamás había escucha algo así y no conocía como era el estilo o el género, ya que provenía de la literatura, donde sus escenarios estaban inspirados en la era industrial y la moda victoriana así como como las famosas historias de Julio Verne.

Inmediatamente me sentí transportada a un mundo de fantasía lleno de máquinas y metal. Las paredes estaban adornadas con engranajes de relojes antiguos, la tubería se encontraba por fuera y  las mesas estaban hecha de metal. La tapicería contenía mapas y las servilletas tenían impresos planos de maquinaria futurista como aviones, globos aerostáticos o automóviles con alas metálicas parecidas a las de los murciélagos. Era imposible mancharlas.

Por otro lado, las mesas y los muebles de color café y oro tenían distintos adornos como televisiones ente antiguas y futuristas, lentes como los que utilizas en una prueba de visión en el oftalmólogo pero elegantes y de buen gusto, máquinas de coser igualmente viejas pero con un toque del futuro y lupas y globos terráqueos.

Las personas iban vestidas con ropajes de la era victoriana, sombreros de copa, vestidos abombados y con crinolina, sombrillas y bastones para los hombres. Pero esa elegancia estaba combinada con objetos de metal, relojes, anillos, engranajes, botones metálicos, lentes y sombreros con adornos en oro. Realmente era una Moda espectacular.

Y por alguna razón, no pude dejar de compararla con el estilo vintage. A simple vista no tendría mucho que ver pero este estilo también utiliza objetos antiguos como teléfonos, bicicletas y mapas. Los colores pastel son primordiales entre los colores sepias que utiliza mucho el steampunk.

Puede que el vintage sea más femenino pero donde siento que radica mucho la similitud o incluso el complemento entre los dos estilos es en la forma del diseño gráfico vintage, es por eso que encuentro esa igualdad.

El diseño gráfico vintage se caracteriza por el uso de impresiones café, sepia o beige para mostrar algo que es retro en sus carteles. Me imagino un flyer con estas características pero enseñando el  nuevo modelo de globo aerostático o vendiendo uno de esos conjuntos maravillosos con sombrero de copa y vestidos elegantes llenos de engranajes de reloj.

La combinación entre lo vintage y el steampunk crea un nuevo estilo que, para mi, aún no tiene nombre y que me gustaría descubrirlo. Imagino una habitación con las tuberías por fuera y planos de maquinaria pero con flores, tal vez metálicas, adornando la vajilla y el juego de té. Tal vez un reloj antiguo de colores pastel pero con una pantalla futurista para comunicarte.

Es difícil explicarlo con palabras, peros ese día que salí de la cafetería, la idea llegó a mi mente y quise poner en práctica este estilo de inmediato. Y en lo que encuentro el nombre y la forma de decoración correcta que una a estos dos estilos diferentes pero iguales entre sí, seguiré informándoles de mis hallazgos, tal vez ustedes se animen a probar este nuevo estilo, como yo.

Alan Wake

Después de que salí de mi trabajo en una empresa especializada en la fabricación de estructuras metálicas , decidí caminar por la plaza que se encuentra en frente de mi trabajo para entrar a una tienda de videojuegos y ver lo que había de nuevo. Mi sorpresa fue que encontré la edición especial de un juego que ya había sido descontinuado e incluso  eliminado de las listas de steam: Alan Wake. No lo dudé ni un segundo y saqué la tarjeta de crédito para endeudarme con el banco más de lo que ya me encontraba.

Alan Wake es un videojuego de misterio y aventura que salió como exclusiva de Xbox 360 en el 2010 para posteriormente salir para computadora en la plataforma de Steam. Alan Wake no es un juego para todos, ya que contiene mucha narrativa y lectura dentro de la historia, pero eso es lo que hace diferente al título, ya que conectó con muchos lectores y escritores de todo el mundo.

Alan Wake cuenta la historia del escritor de terror con el mismo nombre que entra en desesperación porque sus libros ya no se vende como antes, entonces decide ir de vacaciones a un pueblo junto con su esposa para así despejarse y encontrar la inspiración que le falta dentro de una casa frente al lago. Una noche, cuando Alan llega a la casa se percata de que su esposa no está, por lo que se asusta. Las luces se apagan y sombras extrañas y oscuras comienzan a verse en las paredes que lo guían ara conocer el terror en carne propia, su esposa se encuentra ahogada dentro de las oscuras aguas del lago.

Ahí es cuando comienza la aventura ya que, al intentar saber qué pasó realmente se enfrenta a la noche y a la oscuridad, ya que las personas con las que convive durante el día se convierten en seres hambrientos por la noche y lo único que sabe es que necesita la luz para salir con vida de los ataques. Pero no contaba con que iría encontrando pistas en el camino: páginas sueltas de un libro que narra los sucesos que Alan está viviendo en ese momento, al parecer libro que el mismo escribió. Tiene que conocer la fuerza macabra que está detrás de todo eso.

Lo interesante del juego es precisamente el plus que le otorgaron con las páginas y la imaginación de narrar los momentos vividos en el juego. Además de que la luz es tu única arma, ya que las municiones son muy limitadas, el conocer a una persona por el día que se convierte en otra diferente por las noches te dejara impactado.

Además de tener una excelente historia, narrativa y final, Alan Wake tiene un soundtrack nada envidiable. Si encuentras todas las estaciones de radio dentro del juego no sólo obtendrás un logro, también tendrás el placer de escuchar la música que acompaña al juego.

Alan Wake es un título que vale mucho, mucho la pena, pero si no te gusta leer, entonces te estarás perdiendo una joya dentro del mundo de terror.