Poseer un auto ha pasado de ser un símbolo de estatus a ser prácticamente una necesidad. Nos da tiempo y comodidad, junto con el lujo de pasar tiempo con nuestros seres queridos mientras viajamos.

La demanda para comprar un auto sigue en aumento, solo que el contar con el monto total para adquirirlo no necesariamente es fácil.

De ahí que existen alternativas como el préstamo o financiamiento de autos.

En este sentido, vale la pena tener presente todos los pros y contras ya que llega a resultar más importante tener presente el tipo de financiamiento a elegir que la elección del modelo de auto a comprar.

El tener tus finanzas en su lugar te asegura estar en la mejor postura ante cualquier acuerdo que se te presente. La mayoría de los bancos, institutos financieros o empresas especializadas en financiación de automóviles ofrecen a los clientes un financiamiento de autos.

A su vez, tienes la posibilidad de solicitar un préstamo para autos nuevos y autos usados. Así que para comenzar la búsqueda y evaluar los pros y contras, vale la pena saber qué tipo de auto deseas.

financiamiento

Algunos de los pros que se tienen al solicitar un financiamiento de autos son:

  • Los institutos de préstamos pueden ofrecerle un plazo de contrato flexible, que van desde 2 a 10 años. Esto puede hacer que sea fácil para administrar tus finanzas mensuales, mientras aprovechas los beneficios de poseer un coche.
  • Puedes reducir las cuotas mensuales aplicando un residuo al préstamo.
  • Los institutos de financiamiento pueden darte una opción entre tener una tasa de interés fija y variable.
  • Tendrás la posibilidad de ser elegible para la deducción de impuestos si tu auto va a ser utilizado para fines comerciales.

Ahora bien, el solicitar un financiamiento de auto es muy simple. Hay una serie de empresas financieras con portales web que ofrecen servicios a partir de la evaluación sobre tu elegibilidad, informando sobre los documentos necesarios y el proceso de solicitud, la presentación o carga de los documentos en línea, etcétera.

Simplemente tienes que iniciar sesión en línea para obtener toda la información relacionada con el financiamiento del auto y listo.

Solo que esta opción, si bien existe y es viable, aún no es de las más utilizadas en nuestro país, por lo que la visita a la concesionaria o a la institución financiera es lo más usual.

En este punto, vale la pena hacer toda la investigación posible en cuanto a las opciones, lo que te ofrecen, las tasas de interés, leer las letras chiquitas, para más tarde hacer una evaluación y elegir la mejor opción para tu caso.

Cualquiera que sea el financiamiento de auto que estés considerando, es necesario estar consciente de lo siguiente sobre tu estado financiero actual.

Si has sido cuidadoso con tu presupuesto, entonces probablemente serás consciente del pago inicial que puedes hacer por el automóvil, la cantidad de préstamo que necesitas y los impuestos a pagar.

También es importante ser conscientes de tu capacidad de pago, evaluando tus ingresos mensuales, gastos y ahorros. Dado que la aprobación de tu préstamo y la tasa de interés dependen de tu ingreso mensual y tu puntaje de crédito, el conocer tu situación financiera actual se convierte en crucial.

También evita que los agentes te confundan con sus matemáticas y cálculos complicados, analiza con cuidado la tasa de interés que te ofrecen, ya que esto asegurará que no termines pagando más por la tasa de interés que del valor monetario real del coche.