Cuando compramos una casa, muchas son las variables que buscamos en ella, la principal es que la podamos pagar, de eso no hay mucho de que hablar.

Otros puntos importantes son la zona, el tamaño, su disposición, sus acabados y todo esto pensando en el futuro.

Así es, al comprar una casa, no solo compras un lugar en donde vivir, sino que estás comprando un activo que, con el tiempo te redundará en una inversión o sencillamente como parte del patrimonio de tu familia.

Como tal, debemos adecuarla para que, con el paso del tiempo podamos aumentar más su plusvalía independientemente de si piensas o no venderla.

La idea aquí es que, conforme vayas haciéndole modificaciones y/o remodelaciones pienses justamente en cómo puedes incrementar el valor percibido de tu hogar para incrementar así tu inversión.

Varias son las cosas que puedes hacer, por ejemplo, si tienes planeado hacer proyectos en interiores, la gran mayoría de estos implican la cocina y el baño.

No se requiere una revisión completa ni costosa para aumentar el valor de una casa en estas habitaciones.

Un material que ayuda mucho a aumentar el valor de una casa es el utilizar piedras naturales. El asesorarte de un especialista en la materia siempre será mejor ya que te dará un punto objetivo.

La elección de los materiales adecuados podría significar la diferencia de decenas de miles de dólares en valor de reventa si es que se diera el caso.

Es común que muchos propietarios piensen que la piedra natural estará fuera de su presupuesto y la mayoría de las veces eso no es cierto y por el contrario, recurren al uso de baldosas cerámicas cuando se hace la renovación de la cocina o el baño.

Solo analízalo desde este ángulo: unos cuántos metros cuadrados que se cubren en este tipo de superficies podrían significar un poco más de tu presupuesto si se utiliza piedra natural.

El valor de reventa, sin embargo, podría ser mayor (varios miles en muchos casos) en comparación a los pocos cientos al utilizar este tipo de material.

No desestimes por lo tanto el usar el granito o el mármol.

Cualquier mármol en los tonos blancos a grises con diversas variedades de veteado y de modelos (alias movimiento) son los más populares como Carrara blanco antiguo, blanco italiano, Bianco Carrara, y otros.

Las baldosas de mármol no necesitan ser restringidas a la ducha y al baño que rodean las paredes. Pueden ser usados en cocinas, también. Otra opción es usar losas de mármol más grandes para las paredes.

El granito sigue siendo popular para las cocinas, tanto por su gama de colores y diseños, así como por su durabilidad y resistencia. Si bien puede ser considerado un producto de gama alta, los propietarios lo buscan como una característica que quieren en su casa.

Patrones y Formas. No pases por alto los diferentes patrones y formas para pisos de cocina. Para los pisos del cuarto de baño, te sugiero las formas hexágonoles lo que le dará un estilo clásico.

Si bien los costos varían en función de la complejidad del diseño, el tipo de piedra natural y la superficie, también es posible mantener los costos bajos incorporando placas más grandes de 2×2 pulgadas o 1×2 pulgadas entre otros tipos de piedra natural.

Cuando cuentas a la vez de un distribuidor especialista en la materia que te asesore durante el proceso notarás que se puede disfrutar del patrón o forma sin que sea abrumador o costoso.

El Mármoles Arca es justo lo que buscamos conseguir en nuestros clientes, ya sea el buscar opciones de mármoles en Cancún o en la Ciudad de México, o granito para Querétaro o lo que gustes para tu hogar.

La idea es encontrar ese punto de equilibrio donde presupuesto y satisfacción nos lleva a una casa valiosa.