El acero es uno de los materiales más reciclados en todo el mundo.

Cada año se recicla más acero que papel, aluminio, vidrio y plástico combinados. En los últimos 50 años, el 50% del acero de América ha sido producido a partir de acero reciclado.

Debido a la capacidad del acero de ser reciclado una y otra vez sin pérdida de resistencia o calidad, es económicamente ventajoso reciclarlo.

Estos son algunos otros hechos acerca del reciclaje de acero:

Con cada tonelada de acero reciclado, más de 1000 kilos de mineral de hierro, más de 600 kg de carbón y más de 54 kg de piedra caliza se conservan.

Mediante el reciclaje, la industria del acero está ahorrando la misma cantidad de energía que se utilizaría para alimentar 20 millones de hogares durante un año.

El acero en América del Norte siempre se produce con un mínimo del 25% de acero reciclado.

El acero está en todas partes.

Está en edificios (por supuesto), coches, infraestructura, herramientas, empaquetado, y más. Casi todo lo que se fabrica, o tiene acero en sus materiales o requiere acero para ser creado.

Debido a esta abundancia de acero, es de vital importancia que el acero inutilizable se funda y se convierta en algo útil.

Tu edificio que ahora tiene acero, tuvo una función diferente. Antes de ser un acero de presfuerzo para construir un enorme edificio pudo haber sido uno o todos de los siguientes productos:

Automóviles

El abundante reciclaje de acero ha provocado que la tasa de reciclaje de automóviles aumente a 92.5%. La mayoría de las personas poseen y utilizan automóviles por lo que es importante que se ponga a buen uso mucho tiempo después de que han dejado de circular.

A pesar de que el coche es casi inútil una vez que ha llegado a la chatarrería, el marco de acero y las partes no perderán su valor.

De hecho, el 60% de un automóvil está hecho de acero reciclable. Las piezas de acero serán recuperadas y convertidas en un nuevo producto de acero, posiblemente acero para un edificio.

Los automóviles son la fuente número uno de acero reciclado con 18 millones de toneladas de acero utilizable recuperado cada año.

Envases y contenedores

Los contenedores de acero vienen en forma de pequeñas latas de comida hasta llegar a gigantescos contenedores de envío.

Durante su camino, los envases de acero se utilizan para envasar productos tales como pintura, aerosoles, gasolina, y más. Con la amplia variedad de usos, hay millones de toneladas de contenedores de acero que necesitan ser reciclados.

Home appliances. Set of household kitchen technics isolated on white. Fridge, gas cooker, microwave oven and washing machine. 3d

Afortunadamente, los contenedores de acero pueden reciclarse en otros productos de acero, incluidos los materiales de construcción. Los grandes contenedores de envío pueden incluso convertirse en casas y edificios modulares rápidamente. El 72% de los envases de acero se recicla.

Otras estructuras o infraestructuras de acero

El acero puede encontrarse en edificios antiguos, vías de tren y puentes. Una vez que estas estructuras han sobrevivido a su uso, el acero puede ser recuperado y convertido en algo nuevo. Edificios comerciales como rascacielos, almacenes y cobertizos son una valiosa fuente de acero para el reciclaje.

Electrodomésticos

Casi todos los electrodomésticos como refrigeradores, estufas y lavadoras contienen suficiente acero para ser reciclados. El acero utilizado en electrodomésticos se recicla a una tasa del 90% por lo que en lugar de terminar en un vertedero tu secadora de ropa antigua podría convertirse en un edificio de acero.

Cuando se construye un nuevo edificio de acero, el marco, el techo, los paneles exteriores y cualquier otra pieza de acero podría haber sido una vez un automóvil, un contenedor de envío, un puente y una plétora de otros productos de acero… ¿impresionante no?